• TERAPIA MANUAL ORTOPÉDICA: la TMO se basa en la aplicación del razonamiento clínico a través de la evidencia científica actual y en la individualización de cada paciente siguiendo el modelo biopsicosocial. La TMO engloba múltiples técnicas de fisioterapia como manipulaciones osteoarticulares, técnicas miofasciales, movilizaciones neuromusculares o ejercicios de control motor, aplicados partiendo de una evaluación integral y basada en el razonamiento clínico.
  • INDUCCIÓN MIOFASCIAL: la fascia es un tejido conectivo que envuelve los tejidos del cuerpo (músculos, huesos, vísceras, nervios, vasos sanguíneos…) conectándolos íntimamente entre sí y otorgándole forma al cuerpo. La IM es una técnica dirigida al tejido fascial y muscular con el objetivo de restablecer el tono y la tensegridad de los mismos y, a su vez, influir indirectamente en otras estructuras hasta encontrar un adecuado equilibrio biomecánico.
  • PUNCIÓN SECA: es una técnica invasiva destinada al tratamiento de los puntos gatillo miofasciales, los cuales pueden estar activos o latentes. Consiste en la introducción de una aguja similar a las de acupuntura y que varía en longitud según la localización del punto gatillo, con el objetivo de provocar una respuesta de espasmo local. Esta técnica se muestra bastante efectiva para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, estando respaldada por la comunidad científica.
  • MOVILIZACIÓN NEUROMENÍNGEA: es un conjunto de técnicas destinadas a la valoración y tratamiento de las meninges y del sistema nervioso periférico con el objetivo de provocar una respuesta mecánica y fisiológica en el tejido neuromuscular. Esta terapia resulta muy útil para patologías que cursan con dolor o alteraciones de la sensibilidad como parestesias o disestesias debido a atrapamientos de ramas nerviosas y sensibilidad periférica o central en dolores crónicos.
  • CONTROL MOTOR Y EJERCICIO TERAPÉUTICO: la terapia mediante control motor y ejercicio terapéutico consiste en la aplicación de diferentes ejercicios de carácter específico e individualizado destinado a disminuir la sintomatología del paciente y recuperar su funcionalidad.
  • VENDAJE FUNCIONAL Y NEUROMUSCULAR.